Cómo aprovechar el Big Data y evitar que aplaste nuestro negocio

SHARE

Por: Hernán Rodríguez, founder at Sophia Project poderIO

Hace un tiempo que la firma de Inbound marketing Hubspot ha confirmado que 70% de las empresas tiene como prioridad aprovechar la data que tienen y convertirla en contactos, ventas y oportunidades de negocio. Ese caudal de datos propios está a la par del Big Data que se multiplica en forma exponencial en el mundo digital. La clave es escoger la opción correcta para llegar de manera más efectiva a esas audiencias y ya no caben dudas de que es imprescindible recurrir a la Inteligencia Artificial (IA).

Muchas organizaciones recopilan millones de datos de sus interacciones con sus clientes, aunque muy pocas saben cómo activar o aprovechar correctamente esta información para ser más eficientes en el mercado en el que se desenvuelven.
Hace falta que abandonen la actitud de reaccionar ante lo que perciben de sus clientes a tomar acciones proactivas, es decir anticiparse a lo que pueda interesarles y prepararse para ofrecerlo. Dicho de otro modo: hay compañías que se limitan a reaccionar de acuerdo al análisis del comportamiento de sus clientes en redes sociales, hasta que pierden el rastro. Mucho más eficaz es ampliar el horizonte y analizar patrones para planificar y actuar en forma proactiva. El cambio de actitud ayuda a captar potenciales clientes y tener un mejor conocimiento del mercado al que se dirigen.

La IA se apoya en el aprendizaje automatizado para identificar patrones a partir de datos, este es el motor que le da poder a la información en las organizaciones. Así la empresa puede ser más efectiva con su fuerza de ventas, atención telefónica, campañas digitales o el canal que desee, y por ende ser más costo-eficiente en toda su maquinaria comercial. Luego del análisis, segmentación y aplicación de insights, la IA reporta resultados visibles, mejorando el ROI y hallando nuevas oportunidades de negocio.

En Poder.IO, mediante Sophia for Travel, hemos hecho hallazgos muy significativos trabajando, por ejemplo, con aerolíneas. Hemos comprobado que cuando los clientes son contactados en el momento preciso, ellos están dispuestos a gastar más en ciertos servicios: 67% paga más por guardar su reservación, 52% por cambio de asiento, 42% en espacio extra y 38% en check-in de maletas adicionales. En otros casos, estos datos no hubiesen sido descubiertos y todo es gracias a las capacidades de análisis y aprendizaje de la inteligencia artificial. Sin esta herramienta, se perderían oportunidades vitales para el negocio: más del 20% de los ingresos de las aerolíneas de bajo costo provienen de las ventas de servicios adicionales tales como WiFi, fila rápida, maleta extra, alimentos y bebidas, etc. Se calcula que ese segmento del negocio representará el 30% de las ventas en los próximos 10 años.